La idea clásica y relativamente subconsciente de todos los seres humanos es «a mi no me va a pasar» hasta que pasa y ese es el típico caso de la próstata, un órgano que todos los hombres tenemos pero del cual prácticamente no sabemos nada; o bien si sabemos, pero preferimos dejarlo de lado.

La glándula prostatica es un órgano que cumple su función adyuvante reproductiva en el ser humano, pero una vez ocurrido esto con el paso de los años y debido al aumento de la expectativa de vida actual, es indudable e irrefrenable el inicio posterior de los problemas de la misma, pero ¿cuales son dichos problemas?

El principal dejando en este articulo de lado el Cáncer es el crecimiento de la glándula prostatica o medicamente llamado «hiperplasia prostatica benigna»; tal cual lo indica el dibujo previo es un aumento lento y progresivo de la misma que irá obstruyendo de forma lenta la vía urinaria y eventualmente dará problemas para vaciar bien la vejiga, el chorro se hará lento, pausado, el vaciamiento será incompleto y nos orillara a levantarnos más ocasiones durante la noche para tratar de vaciarla y la vejiga se cansará del esfuerzo añadido eventualmente produciendo complicaciones como formación de piedras, infección de las vías urinarias, daño al riñón por reflujo de la orina hacia los mismos, sangrado de la próstata, etcetera.

Este problema nos acompañara a todos los hombres en el transcurso de nuestras vidas, la situación no es si… es cuando; ya que la próstata nos crece de diferente forma y tamaño a diferentes edades que ocasiona diferentes síntomas en todos los hombres. Estadísticamente la mitad de los varones a los 50 años de edad tienen problemas para vaciar su vejiga y el 90% a los 80 años de edad.

Es importante reconocer nuestra limitante humana y saber reconocer los síntomas cuando se presentan para buscar solución oportuna que será muy diferente a cada uno de nosotros dependiendo las diversas variables del problema ya que el manejo será medico o quirúrgico de acuerdo a la gravedad de los síntomas y tipo de crecimiento presente en la glándula;

Ser maduro física y mentalmente es saber reconocer y tratar este tipo de padecimientos a tiempo para poder limitar el daño causado y poder optar por una buena calidad de vida durante nuestra vida adulta, que es lo que nos ganamos después de tanto trabajar ¿no es cierto? y dime… ¿cuando fue la ultima vez que revisaste tu cuerpo?, considera seriamente está información y comparte para crear consciencia!!!

Dr. Leonardo Rafael Robles Sainz

Cirujano Urologo

Certificado Consejo Nacional Mexicano de Urología.